La Trampa de la Culpa

por Michael Berg

image

¿Sientes constantemente que haces muchas cosas o tienes más responsabilidades comparado con el resto de los miembros de tu familia?

Puede que muchas veces te sientas familiarizado con pensamientos que surgen de un sentido de injusticia como:  ¿Por qué soy el único que ve lo que está pasando realmente? ¿Por qué soy el único que hace las cosas? ¿Por qué nadie más piensa en eso? ¿Cuándo van a pensar en mí?

Yo se que a veces, podemos caer en estos pensamientos . Lo irónico es que ese sentido de injusticia no nos hace detenernos o ir más despacio. Es exactamente lo contrario; hacemos más cosas pero con enojo y amargura, asegurándonos que todo mundo lo note. Probablemente hacemos mucho, y si, a veces incluso es demasiado. Pero al final es nuestra elección.

Si tú eres de las personas que pone las necesidades de los otros antes que las propias y tiene un gran sentido de la justicia y la integridad, es probable que estés haciendo más que la mayoría de la gente. Pero ser infeliz por esto y hacer sentir culpables a los otros por eso, no es la mejor representación de quien realmente eres.

La trampa en la que todos caemos, es que al creer en algo, o en un estilo de vida, tendemos a esperar que los demás nos sigan o quieran lo mismo, y nos frustra cuando no lo hacen.  La necesidad de reconocimiento que viene de nuestro sistema de creencias es el verdadero problema.

Así es que para ser realmente felices, tenemos que tener clara nuestra decisión de quién queremos ser, cómo queremos vivir, y sentir la plenitud que esto trae como resultado. Necesitamos dejar de compararnos con otras personas y si deseamos inspirar a otros a ser como nosotros, debe de ser  enseñándoles lo fuertes y alegres que somos.

Cuando estamos interactuando con nuestros hijos debemos  evitar el mensaje de que ser una buena persona significa ser un mártir. Podemos influenciarlos positivamente enviando y reforzando los siguientes mensajes:

Otras personas no pueden afectar quién soy o cómo me comporto;
Soy la única persona que puede y debe controlar mi comportamiento;
Yo escojo ser feliz con la manera en la que vivo mi vida;
La única forma de hacer cambios positivos es con una actitud positiva;
“Las buenas acciones nos dan fuerza e inspiran buenas acciones en otros.“ – Platón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s