Serendipia:

El arte de toparse con la circunstancia de encontrar por casualidad algo que no se buscaba.

Días atrás me contaba una amiga que se había encontrado unas cartas de póker, por separado, en distintos lugares, y de diferentes denominaciones. Las fue botando, pero revisando su móvil, encontró una foto y al día siguiente cayó a sus pies otra carta de Póker. Para ella fue inevitable pensar ¿Qué me quiere decir el Universo? concluimos que quizá traía un mensaje. En apariencia es una casualidad, pero si miramos más allá, podría significar algo que sólo ella logrará descifrar.

¿Qué es la Serendipia?

Con esa historia recordé la Serendipia, o Serendipity, conocida como el descubrimiento o hallazgo realizado por accidente, casualidad, inesperado y afortunado, de cosas que no se están buscando ni investigando, pero que son la solución para otro problema que se tenía.

Serendipia procede del término inglés Serendipity, acuñado por el escritor y político británico Horace Walpole a mediados del siglo XVIII.

Dicho término surgió de la historia asociada a la Isla enclavada en Sri Lanka, llamada “De los Mil Nombres”, también llamada como Lágrima de la India, Ceilán o Serendib, palabra persa que acuñaría la famosa creencia de “serendipia” o “descubrimiento afortunado”.

A veces anhelamos conseguir una casa, un empleo, una determinada pareja, un viaje. Al visualizarlos sentimos que se activan una seguidilla de eventos y nos embarga la emoción de que son la auténtica señal de que vamos por el camino apropiado.

Por ejemplo, en un campo vital para los seres humanos como son las relaciones, ocurre que repentinamente conocemos a alguien con características muy distintas a las que soñamos y sin darnos cuenta, se hace el clic.

¿Es magia?

Veamos en detalle. Si te embarcas en la aventura de conseguir alguien por soledad, porque crees es lo que necesitas, o por presiones externas, probablemente todo esto está en tu mente y bajo esas premisas, puede terminar en un gran fiasco.  

¿Cómo entra aquí el concepto de Serendipia?

Al llegar una persona que ni te imaginabas, seguramente estabas sin expectativa.

Aquí la Serendipia se forma en el cerebro, porque al llegar lo que no esperabas, se está en un estado de relajación propio de quien no busca algo con ansiedad o por aburrimiento.

Eso nos lleva a concluir que es posible que en esas condiciones se construya una relación con una base más sólida porque la ves con mayor naturalidad.

La Serendipia es un tema bastante apasionante, tanto que hasta se han hecho películas sobre el tema.

Así que a tomar en cuenta esas “señales” que quizá no sean dirigidas hacia lo que buscamos, pero si las que pueden llevarnos a un descubrimiento más interesante de lo que podamos imaginar.

Por cierto, tengo que preguntarle a mi amiga qué resultó del póker, espero sea algo muy importante en su vida.

María Verónica Guzmán R.

Periodista / Terapeuta / Redes Sociales

2 comentarios en “Serendipia:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s